viernes, 23 de marzo de 2012

Renacer


El sol sale tras el horizonte acuático. Sentada en la arena dejo las olas lamer mis pies y los primeros rayos penetrar mi alma. Ahora, aquí, comienza el resto de mi vida.

4 comentarios:

  1. Precioso y preciso, como el nombre de tu blog.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Sara, es un precioso renacer, con tanta paz que dan ganas de... morirse no, pero si de reservar un espacio similar para cuando toque.

    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  3. Cada día que amanece es el primero del resto de nuestra existencia.

    Un beso, Sara.

    ResponderEliminar
  4. Precioso renacer como lo son todos los días que comienzan.

    Besitos

    ResponderEliminar