sábado, 11 de junio de 2011

Amor al fin y al cabo







La bala en la sien para él. 
Para ella el puñal en el corazón, 
la rosa en la mano y un beso en la boca. 
Romántico hasta el final.

8 comentarios:

  1. Romeo y Julieta en versión moderna. Triste final.

    ResponderEliminar
  2. Vaya... entiendo que primero fue el puñal y después del escenario su propia bala... un poco puñetero aunque se esconda tras el romanticismo ¡y a la orden del día! un nano estupendo para reflexionar, Sara.
    Besitos

    ResponderEliminar
  3. Sí un día apareciera un caso de violencia machista así, en Sálvame le harían un club de fans

    ResponderEliminar
  4. MAITE, sí un poco triste la forma de ver el amor de ciertas personas.

    ROCÍO, exactamente lo que dices. Es curiosa la forma que tienen de entender algunos el romanticismo, que lleva a escenas tan tristemente frecuentes hoy en día.

    DEPROPIO, cuánta razón tienes. Y esa es una de las razones por las que intento huir de programas basura como esos.

    ResponderEliminar
  5. Es curioso como se intenta llamar amor a algo que nada tiene que ver con él.

    Y así vivimos, muchas veces engañándonos a nosotros mismos ¿por no sufrir? No lo tengo tan claro.

    Besitos

    ResponderEliminar
  6. Hay amores que matan, vaya.
    Salu2.

    ResponderEliminar
  7. Romántico y terrible Sara. Prefiero verlo como Maite, unos Romeo y Julieta que por no poder seguir con su amor se suicidan...
    El sábado puse en mi blog un enlace a tu joyero, en el día del español:
    http://purificacionmenaya.blogspot.com/2011/06/fiesta-del-espanol.html
    besos

    ResponderEliminar
  8. Muchas gracias Puri por enlazar mi modesta aportación a la lengua española. Eres un cielo. A ver si un día saco tiempo del de verdad, no del de ir tirando y me dedico a darle un poco de brillo y esplendor a ese joyerito tan chulo que está quedando.

    Besitos fuertes

    ResponderEliminar