miércoles, 13 de abril de 2011

Recuerdos



La pradera donde corría de pequeño. El riachuelo donde chapoteaba en verano. Incluso el viejo ciruelo junto al paso a nivel. Todo seguía igual. Cuando subió a aquel tren apenas unas horas antes en Atocha jamás pensó que el viaje terminaría en su pasado. Se sorprendió de que aquel lugar aún existiera en los mapas ferroviarios cuando sin mucha convicción pidió el billete. Y sin embargo allí estaba, tal y como lo recordaba… Entonces volvió la vista y vio la casa del jefe de estación. Hueca, inerte, marchita. Regresó de golpe al presente contemplando las ruinas de su memoria infantil.

8 comentarios:

  1. Es lo que tienen los recuerdos... no se corresponden con el presente y a veces se truncan... por eso los recuerdos es mejor no removerlos demasiado...
    Muy bueno!
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  2. Muy duro este viaje a través del tiempo ¿lo presentaste al concurso de RENFE? Abrazos

    ResponderEliminar
  3. Qué bueno, Sara. Me parece muy acertado relacionar el tren con el viaje al pasado (aunque sea sólo un recuerdo y no un viaje en el tiempo). Nuestro pasado está más lleno de trenes que nuestro presente, digamos que los trenes dejan más posibilidades abiertas. Me gustó mucho. Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. El tiempo lo magnifica todo.
    Salu2.

    ResponderEliminar
  5. ¿De qué me suena esta historia? Ruinas de su memoria infantil: precioso final.

    Besos

    ResponderEliminar
  6. DEVASTADOR.

    Paisajes así, en España abundan. Es una bofetada al alma.

    ¡Un besazo!

    ResponderEliminar
  7. Me encantó y te felicito.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. SUCEDE: Pues sí, si los remueves se te trastoca el alma...

    MAITE: Sí, lo presenté al II certamen de micros de la Renfe, pero nunca más se supo. Ni siquiera pude averigüar cuál fue el fallo. Ese certamen se esfumó en el aire. Por eso pensé en volver a presentarlo esta vez pero he sido legal y he concursado con otro.

    ROCÍO: Si, a mí también me gustan mucho los trenes. Son como una metáfora de la trayectoria vital. (Huy, qué cursi me ha quedado esto)

    DHYEGO: Cómo lo sabes. Luego vuelves de verdad a los sitios y te pasa esto...

    MIGUEL: Ya sé que te suena. Me encanta que te encante el final. Besitos.

    MIGUEL DE MÓSTOLES: "Una bofetada en el alma". Es uno de los mejores cumplidos que me han dicho (curiosamente)

    TOWANDA: Recojo gustosa tus felicitaciones.

    A todos, infinitas gracias por tener la paciencia de leerme. Muchos besitos sinceros y que paséis una Semana Santa lo mejor que podáis.

    XXX

    ResponderEliminar