lunes, 20 de junio de 2016

Los ojos


Con esta historia participo en la Primavera de Microrrelatos Indignados.

Son los ojos los que no la dejan dormir. No son los llantos, ni el frío, ni los harapos deshechos cubiertos de salitre. Ni tan siquiera el olor del miedo que lo impregna todo. Pero los ojos… Esos ojos de niños, de ancianos, de padres, de madres y de innumerables huérfanos persiguen a María cada noche cuando se refugia en el catre del barracón de voluntarios. Jura que mañana se vuelve a España, que no lo soporta más. Pero al día siguiente se encuentra con un par de ojos tristes, y a la vez esperanzados, recién salidos del infierno.

3 comentarios:

  1. Admiración por los que se involucran, y vergüenza por nosotros. Cobardes. Te has fijado en los ojos, cómo olvidarlo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Ximens. Qué ilusión volver a leer comentarios en mi blog moribundo. Me alegro de que te haya gustado.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  3. Nuestra formación de carácter social y de debate quiere organizar unas jornadas sobre los inmigrantes y refugiados para lo cual habíamos pensado contar con tres o cuatro autores y organizar una pequeña Jam de relatos sobre este tema sería desde mediados de diciembre hasta finales de enero del año que viene. Te atreverías a participar?
    Si deseas mas info estoy en
    quintinval.blogespot.com
    Gracias

    ResponderEliminar