martes, 28 de agosto de 2012

Versos azules para almas incoloras (IX)


Cuando mi olvidado nombre suene
perdido en los eternos vaivenes de la vida;
cuando mi gastado cuerpo se consuma
en la noche inmensa del tiempo…
No lloréis por mí.
Mi esencia vagará por fin, libre de cadenas,
por el ancho campo de la infinitud.
Y podré perderme para siempre
jugando en un jardín de flores transparentes.


4 comentarios:

  1. Te confesaré, Sara, que la poesía no es mi género -y me refiero como lector, dado que como escribidor jamás me lo he planteado- y sólo suelo decir algo cuando me llega. Y este es el caso.

    Me ha parecido fantástica.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  2. Me han gustado tus versos Sara. A mí me encantan los poemas, con rima o sin ella. Me transportan a mundos incluso "diferentes" a los que el autor quiso expresar, pero que para mí : son muy válidos.

    En ese jardín de flores transparentes se debe estar de maravilla.
    Un beso Sara.

    ResponderEliminar
  3. Tus palabras perduraran en el tiempo
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Cuando llegue el momento me apunto a esa infinitud y a ese jardín.

    Besitos

    ResponderEliminar