viernes, 2 de marzo de 2012

¿Error de cálculo?


Había cometido el error de casarse con Adela antes de completar el ciclo, apenas a los dos años de conocerse. Ahora, a los cinco años, inevitablemente se había vuelto a acabar. Lo bueno es que con Susana comenzaba un ciclo nuevo y tenía un lustro de amor eterno por delante.

P.D. Esta es otra versión, que acabo de encontrar en el ordenador, de un nanorrelato publicado hace un tiempo. Aquí os dejo el enlace.

5 comentarios:

  1. Es idea circular de la vida me resulta muy atractiva.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Sara, no sé si es cierto o no, pero según afirman algunos estudios que cada siete años una pareja suele tener una crisis. Parece que en el micro no la superaron. Es tan complejo el tema de las parejas.

    Me gustó.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Divertidos ambos, esos ciclos sse pueden romper, deben romperse.

    Besitos

    ResponderEliminar
  4. Me gusta ese título entre interrogaciones que parece ser el principio y el final del micro porque te quedas con la pregunta en la cabeza. Círculos vitales. Ainssss. ¿Errores o experiencias?
    saludillos

    ResponderEliminar
  5. Personalmente, prefiero la otra versión. Me gusta más.

    Un beso, Sara.

    ResponderEliminar