viernes, 17 de febrero de 2012

Tonalidades


De tanto llevar gafas de sol ya sólo veía la vida con colores sombríos. El amarillo era ocre, el verde era caqui y el rojo, sangre.

7 comentarios:

  1. Sara, cuanta gente no se quita las gafas de sol ni para dormir. Con los bonitos que son los ojos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Bordas los microrrelatos hiperbreves. Los resuelves muy bien (rojo: sangre)

    ResponderEliminar
  3. Las gafas siempre marcan distancias.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. A mí me gustan más las gafas de luna, llena a ser posible.:)
    Me ha encantado conocerte Sara, y llevarme tu micro.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias a todos. Un placer compartir mis micros con vosotros.

    ResponderEliminar
  6. Paloma, yo también estoy encantadísima de que te llevaras mi micro y por supuesto de conocerte. Espero volver a coincidir pronto.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  7. Nicolás, me ha hecho mucha ilusión conocerte en persona. Espero repetir y charlar un poquito más.

    Abrazos

    ResponderEliminar