viernes, 3 de febrero de 2012

Suciedad


Con aliento de menta se sentía limpia al menos durante unos minutos al día. Lástima que no inventaran nada parecido para el alma.

2 comentarios:

  1. Una lástima que el alma no se 'cure' con un caramelo de menta.
    Un gran nano, Sara.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Nadie sabe lo que limpia el alma, porque no hay dos almas iguales en su suciedad (ya se sabe aquello de Anna Karenina)
    Un abrazo.

    ResponderEliminar