domingo, 11 de diciembre de 2011

Versos azules para almas incoloras (II)


Allí donde mueren las flores,
allí donde nace el silencio. Allí quiero ir.
Donde las almas cantan,
donde el amor es un niño
y donde no hay sol.
Allí quiero volar.
Cuando las estrellas se confunden
con el color del cielo.
Cuando mi cuerpo es etéreo.
Cuando los sonidos no se oyen
y cuando el agua se convierte en fuego.
Allí quiero estar.
Y morir mil veces.
Y nacer mil veces.
Para nunca volver a morir
y a nacer en el mundo de los sueños.


2 comentarios:

  1. Precioso poema, Sara.
    Felicidades.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Muy hermoso, aunque reconozco que me cuesta entender la poesía.

    Besitos

    ResponderEliminar