lunes, 29 de agosto de 2011

Vivir en fuga

¡Qué ironía! Había conseguido sin proponérselo lo que durante toda su vida había soñado y recreado de mil maneras. Se la pasó huyendo de sí misma, siempre en fuga y siempre hacia delante. Primero una carrera que nunca quiso estudiar. Sin saber cómo ni por qué un “sí quiero” ante el altar sin creer ni en lo uno ni en lo otro. Más tarde, a su debido tiempo dos hijos sanos y hermosos. Lo tenía todo, dinero, posición, miradas de envidia y hasta una bonita figura después de los partos. Todo menos una vida propia. Es curioso que sólo durante las dos décimas de segundo que tardó en darse cuenta de que aquel coche iba a empotrarse a ciento veinte directamente contra ella se sintiera más viva que nunca.

9 comentarios:

  1. Es triste no vivir la vida que deseas, pero abandonarla por la puerta falsa es más triste aún. Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Curiosa paradoja. Solamente cuando vio llegar a la muerte se dio cuenta de que estaba viva.
    Me encantó, Sara.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Tremendo relato. Hay que buscar otras vías de escape, porque se puede, solo hay que intentarlo y saber lo que se quiere.

    ResponderEliminar
  4. Me gusta, quizás porque retrata a muchas personas que despiertan a la vida justo en el momento que esta se acaba. Es triste.

    Besitos

    ResponderEliminar
  5. MISS: sobre todo cuando al final te obligan a salir. Ya sé sabe que hay que tener cuidado con lo que se desea.

    MJ: la vida está llena de paradojas ... Y la muerte también.

    Besitos a las dos.

    ResponderEliminar
  6. ¿La muerte es un escape? No lo sé. Pero lo que si sé es que la vida está llena de contrastes, el blanco es más blanco junto al negro, la felicidad junto al dolor, y la vida junto a la muerte.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Creo que eso mismo nos pasará a muchos, pero no podremos contárselo a nadie.

    ResponderEliminar
  8. MAITE: Me temo que la vía de escape ya la había encontrado. Hacia delante, siempre hacia delante (aunque no en la dirección correcta).

    ELYSA: Eso es lo que suele pasar, que te das cuenta de lo que tienes justo cuando estás a punto de perderlo.

    LUISA: Buenísima reflexión Luisa. Me ha encantado eso de que la vida es más vida junto a la muerte. Una verdad como un templo.

    DEPROPIO: Sip, seguro que nos pasará a muchos, si no a casi todos.

    Besitos a todos y muchas gracias por la visita.

    ResponderEliminar